Best seller

Caminar con muletas Kmina y ningún dolor en las manos

A lo largo de tu vida hay muchos momentos en los que te ves en la necesidad de caminar con muletas. Un accidente en el colegio, una caída haciendo deporte, una recuperación después de una operación o un esguince, son situaciones que nos llevan a tener que aprender a cómo usar las muletas.

Realmente usar muletas puede parecer algo muy sencillo, pero no lo es en absoluto, sobre todo porque es una actividad que requiere de un esfuerzo importante. Cuando tienes que caminar con muletas tienes que hacer un gran esfuerzo con los brazos, que son la parte del cuerpo sobre la que acabas cargando el peso. Da igual si usas las muletas por más o menos tiempo, pero al final requerirás cierto entrenamiento. Los brazos acaban por cansarse y las manos acaban por tener callos del roce con el mango de la muleta.

Coordinar el modo de caminar con muletas, cuando no puedes apoyar uno de los pies requiere de práctica. Además del esfuerzo de tus brazos tienes, que coordinar el movimiento entre tu parte izquierda y derecha y entre brazos y piernas. Si bien parece algo sencillo, tiene su técnica y no está exento de dificultad. Además, puedes sufrir molestias en otras partes del cuerpo como la espalda, cadera y brazos, que son las zonas que más peso tienen que soportar.

Consejos para caminar con muletas

Para que puedas caminar con muletas de forma sencilla tienes que tener en cuenta varios aspectos. Te contamos como usar las muletas:

  • El tipo de lesión que tengas influye mucho en cómo puedes caminar mejor ya que no es lo mismo usar tres apoyos, dos o solo de uno.
  • Trata de graduar la altura de las muletas en función de tu altura ya que la inclinación es importante.
  • Al caminar trata de situar todo el peso sobre la pierna que tienes en mejor estado.

Ventajas caminar con unas muletas inteligentes, muletas kmina.

 

Muletas inteligentes.

Caminar con muletas. Productos inteligentes. Muletas Kmina.

Con estos consejos puedes mejorar tu experiencia con las muletas, aunque tendrás que esperar a adquirir más práctica para que todo vaya mejor. No obstante, también puedes usar un tipo de muleta inteligente como Kmina, producto inteligente que nos encanta, que ha sido especialmente diseñada para facilitar el desplazamiento evitando dolencias y problemas en otras partes del cuerpo como las manos o los antebrazos.

Las muletas Kmina se caracterizan porque llevan una estructura de apoyo para el antebrazo que hace mucho más fácil y cómodo su uso. Estas muletas evitan y reducen el dolor que provoca un uso intensivo de muletas. Aquí puedes ver información sobre las características de las muletas Kmina.

Entre las ventajas que presentan estas muletas, las muletas kmina, encontrarás que mejoras la postura al caminar y el esfuerzo que tienes que hacer para poder moverte con estas muletas es mucho más reducido.  Caminar con muletas será mucho más gustoso.

De igual forma, gracias a estos productos inteligentes, puedes ganar autonomía al moverte porque sentirás que haces menos esfuerzo y, por tanto, podrás sentir más agilidad al desplazarte. Si quieres ampliar más información acerca de estas muletas puedes hacerlo aquí.

Sin duda, si quieres que tu experiencia con unas muletas, en la circunstancia que sea, te resulte llevadera y puedas adaptarte fácilmente puedes probar estas muletas Kmina que están pensadas para reducir los problemas asociados a su uso.

 

 

Summary
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
no rating based on 0 votes

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: